Alejandro Maureira

Passenger, Coche

AÑADIR A COLECCIÓN COMPRAR
Fotografía 16x18 cm Precio: 87 €
Passenger, Coche | Alejandro Maureira Autor: Alejandro Maureira Año: 2015 Estilos: Foto Ensayo Materiales: Enmarcación de madera, Papel +250 grs/m2 Técnicas: Polaroid Medidas: 16x18 cm Disciplina: Fotografía Obra única

"Según las leyes físicas, el viaje es un desplazamiento entre un punto y otro alterando en cierta medida el espacio tiempo; para el individuo, el viaje se convierte en una historia de vida, un cuaderno de bitácora para anotar lo ocurrido, evocaciones y consecuencias del lugar en el que se encuentre en este particular presente. Dotado con la experiencia consciente de lo que es el viaje, el individuo se convierte en su pasajero, un ser dinámico que se va conociendo, alimentándose de experiencias. El peregrino quiere conocer otros mundos y deleitarse en sus acontecimientos porque no puede tener alguna convicción sobre en qué momento volverá al lugar de origen cargado con el karma que significa dejar en otro lugar y en otro tiempo a los otros individuos importantes en su vida. Como un titán, el viajante soporta el pathos de cada uno de los que vivieron cada uno de los lugares, una historia infinita. El individuo se nutre de la vida conociendo otras perspectivas que con seguridad nunca conocería sin emprender el periplo. Puede decidir libremente en qué punto su historia se establecerá en un lugar escogido para seguir existiendo. En el viaje todos aprendemos que el tiempo también es pasajero, nuestro acompañante, entendemos que se transforma a sí mismo; es un testimonio de nuestras vidas. Partimos en un punto, terminamos en otro, preparamos el siguiente, reflexionamos sobre lo que vivido, y así, somos protagonista de nuestra propia historia. Los destinos son escenarios en cuyas tablas se desarrollan un sin número de azares. Los habitantes de las ciudades sometidas a la curiosidad son los otros personajes de la bitácora del pasajero, viajeros en un espacio tiempo donde se van mezclando relatos, cultivando nuevas relaciones y dando vida a nuevas narraciones. La prueba definitiva de que el viaje es un fenómeno dinámico donde el pasajero se va descubriendo en un proceso de existencia, nutrido de las experiencias de vida y los lugares que recorre. El pasajero se somete a esta ficción, sabe que es una partícula en el universo, y como tal, enérgico y consciente de que puede llegar a cualquier destino que se proponga para, por fin, escribir en su vida lo que decidió libremente. El que viaja toma perspectiva, a su alrededor, junto a él, también existen millones de otras personas: costumbres, lugares animados, latitudes que quieren ser conocidas. Ser el caminante es una decisión, partir de un sitio, llegar a otro; en el movimiento la huella de nuestra existencia." -Alejandro Maureira

-- Alejandro Maureira